La Cava

 

La climatología y las condiciones de la naturaleza varían año tras año y este hecho tiene una incidencia directa sobre las uvas y el vino que obtenemos cada temporada. Con el proceso del coupage podemos obtener el bouquet y la identidad personal, una huella singular que identifica nuestros cavas.

Somos fieles a los principios que hemos heredado y que las generaciones más jóvenes hemos mejorado con nuestra formación. Preservando esta disciplina de rigor y tradición sólo elaboramos cavas de primera calidad.

Dividimos la elaboración en cuatro grandes pasos: El coupage, el tiraje, el envejecimiento y el degüelle. Son procesos del cava tradicional a los que les damos un trato singular y especial. Somos conscientes de que los cuidados iniciados en la viña deben seguir el mismo trato de exigencia hasta que las botellas están a punto para ser degustadas.

EL COUPAGE

Es una de las fases más personales y delicada de todo el proceso. Tras la vinificación, comienza el arte de hacer el ensamblaje de los vinos monovarietales procedentes de nuestros viñedos. Se prueban uno a uno, se valoran sus atributos y particularidades para determinar las proporciones óptimas para obtener excelentes cavas equilibrados.

EL TIRAJE

El siguiente proceso consiste en el embotellado del vino base procedente del coupage al que le hemos añadido azúcar y unas levaduras seleccionadas. Las botellas en la oscuridad, el silencio y la tranquilidad de la cava y a una temperatura constante de 16ºC, vivirán la “segunda fermentación”.

EL ENVEJECIMIENTO

Las botellas descansaran horizontalmente en las cavas subterráneas protegidas de la luz y el ruido. Aquí estarán durante todo el tiempo de fermentación y crianza. Las levaduras consumirán los azúcares hasta agotarlos, en este punto el vino ya se convierte en cava. nuestros cavas reposan, como mínimo, 18 meses, incluso años, más de 4 como en el caso del Gran Reserva “Selecció La Ticota”; durante este tiempo las levaduras han hecho la autólisis aportando estructura y complejidad al sabor del cava.

EL DEGÜELLE

Terminado el proceso de envejecimiento, el cava ya está a punto para extraer las “madres” -sedimentos generados por la segunda fermentación en botella. Durante unas semanas antes, las botellas reciben un meticuloso y lento movimiento de rotación y, a la vez, inclinación. De esta manera las “madres” quedan depositadas en el cuello de la botella. Estos se extraen con un degüelle en caliente -sin congelar el cuello de la botella- y sin alterar su contenido. Seguidamente colocamos el tapón de corcho y el bozal definitivos. Como punto y final vestiremos la botella con la etiqueta que acreditará una verdadera obra maestra: el CAVA AVINYÓ.