La bodega

 

La bodega está situada en el centro de la finca principal. Esta ubicación no es casual. Es la manera que nos aseguramos que la uva procedente de las viñas llegue en pocos minutos, sin perder calidad ni frescura.

Nuestro enólogo es el responsable de controlar la calidad y decidir, entre otras cosas, el momento justo de la vendimia conociendo el punto óptimo de maduración.

La vendimia se realiza siempre al amanecer. Así aseguramos la temperatura más fresca de todo el día y evitamos la oxidación de la uva. Una vez ésta es recogida, la llevamos rápidamente a la bodega, donde le realizamos un suave prensado de tan sólo 0,2 Bares, para extraer el mosto flor.

La fermentación alcohólica se realiza con depósitos a baja temperatura (16ºC.) Aquí el mosto ya se ha convertido en vino. Con más tranquilidad, es el momento de su trasvase a otros depósitos para retirar las levaduras que han precipitado, hasta que el vino queda limpio y cristalino, momento idóneo para catar los vinos uno por uno para definir el cupaje.