LOS ORÍGENES DEL CASTILLO DE AVINYÓ

< volver

Can Fontanals está situado en el bonito paraje de Avinyó, tierras que formaban parte de la propiedad del Castillo de Avinyó, construido el año 990. En 1156, Ramón Berenguer IV dio el monte de Avinyó a Berenguer de Avinyó, a cambio de reconstruir el castillo y construir varias casas en su entorno. Tras su muerte, toda la propiedad pasó a ser del Monasterio de Sant Cugat del Vallès.